La centenaria historia de la Quesería Artesanal Celestino Arribas

En la Campiña Segoviana durante generaciones la principal fuente de sustento de las familias se basó en el cultivo de cereales de secano y la ganadería ovina. Como muchas otras familias, la familia Arribas, natural de Escalona del Prado, se dedicó a la cría y cuidado de sus ovejas, siendo su principal fuente de ingresos familiares.

En este municipio segoviano, en la actualidad, se encuentra una quesería artesanal que lleva por nombre el apellido Arribas, concretamente se denomina Queseria Artesanal Celestino Arribas, nombre motivado por su fundador Celestino Arribas.

Celestino forma parte de la tercera generación de la familia Arribas, dedicada a la cría de ovejas y corderos, este oficio pasó en herencia a su padre y a continuación a él. Celestino desde pequeño vio cómo su abuela elaboraba quesos de forma casera y los repartía entre los vecinos, conforme fue creciendo siempre tuvo el sueño de poder montar su propia quesería.

Pasaron los años, se casó, tuvo hijos y llegó el momento de plantearse reinventar el negocio familiar. La ganadería y el pastoreo eran actividades cada vez más complicadas de generar ganancias y Celestino siempre había tenido espíritu emprendedor. Así que, finalmente decidió plantear a su mujer e hijos la idea de elaborar ellos mismos sus propios productos lácteos, hasta que en 2005 fundaron la Queseria Artesanal Celestino Arribas.

En ella trabajan todos los miembros de la familia ya que se ocupan de todo el proceso de elaboración. Desde el cultivo del alimento para las ovejas, como de la cría, extracción de la leche y posterior preparación de cada producto. El alimento de estos animales es completamente natural, a base de forraje, cereales y alfalfa de su propios pastos, de estos menesteres se ocupa principalmente Celestino, ya que siempre le encantaron los animales y el campo. Respecto a la fabricación artesanal de los productos, su mujer e hijos son los encargados de darles el toque personal y calidad. Uno de los hijos se especializó en productos lácteos para poder ofrecer la mejor calidad a sus clientes.

Todos los productos que elaboran son a base de leche de oveja, ya que es rica en proteínas y calcio. Preparan desde quesos de oveja semicurados o curados a yogures, cuajada, requesón o torta de queso. Sobre esta última se dice que es uno de los productos que los amantes del queso deben probar a lo largo de su vida, porque está deliciosa. Los quesos con sus periodos de maduración obtienen ese característico sabor intenso y respecto a los yogures y cuajadas se les añade solos los fermentos o cuajos naturales necesarios, por lo que no llevan ningún tipo de aditivo ni conservantes, todo el proceso es natural y artesano, otorgándoles una consistencia y sabor inigualables.

Comentarios 0

Add Comment